El camino de ser. Diálogos con Sebastián.

 En el diálogo de este libro VII compartimos desde el corazón la experiencia de expresión de nuestro Ser. 


Un diálogo que no termina sino que se amplía, invitando a las expresiones que así lo sientan a unirse.
Compartir nos libera y expande el amor de nuestros corazones.



Terminamos este diálogo con una hermosa poesía del libro.

                     No hay un lugar donde tú no estés.

                  No hay un tiempo en que no existas.

                  No hay agua que no te conozca.

                  Ni ave que no te cante.

                  No hay dulzura que no sea una contigo.

                  No hay hermosura que no te pertenezca.

                  Ni santidad que te sea ajena.

 

                  Unidos somos la realidad del amor.

                  Allí donde el viento vuela, allí estamos tú y yo.

                  Allí donde la quietud lo envuelve todo, allí moramos tú y yo.

                  Allí donde brilla la luz de nuestra gloria, allí danzamos tú y yo.

                  Allí donde mora la ternura, allí canta nuestra voz.

                  Allí donde el horizonte se une a lo infinito,

                  allí vivimos por siempre abrazados tú y yo.

                  Somos amor y santidad.

                  Somos belleza y verdad.

 

                  En las aguas de la vida, somos la alegría del amor.

                  En la luz del cielo, somos la voz de la verdad.

                  En el viento del espíritu, somos eternidad.

                  En la historia de los hombres, somos el rostro del amor.

                  En el canto de las aves, somos la eterna hermosura.

                  En los lirios del campo, somos la sabiduría de la creación.

                  En la unión de nuestros corazones, somos la luz del mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Seminario Una Nueva Vision

Grupo: Compartiendo Un Curso de Amor

Una nueva visión On Line